Oct 22, 2021

Se analizaron en Webinar “Acoso cibernético: una problemática para reflexionar” 

 Por: Marcelo Santillán Añamaco / Alumno VII ciclo / 2021-2 

En los últimos diez años la tecnología digital ha ido creciendo a pasos agigantados, creando redes sociales donde la interacción de los usuarios es más fluida, interactiva y personal, conectándonos cada vez más en esta aldea global. Facebook, Instagram y YouTube nos hacen partícipes de esta comunicación continua en estos tiempos de confinamiento, sin embargo, el mundo digital tiene un lado muy negativo: el acoso virtual, ciberacosociberbullyng o acoso cibernético.

Mg. Selena Carrillo Rodríguez en la charla sobre el acoso cibernético.

El ciberacoso es la acción o conducta realizada por una persona o un grupo de personas que amenaza, hostiga, intimida o critica con o sin connotación sexual, a través de medios de comunicación digital a una persona, quien rechaza estas acciones por considerar que afectan su integridad, a su salud y al derecho de tener una vida libre de violencia; convirtiéndose estos actos en un delito, explicó la Mg. Selena Carrillo Rodríguez, docente y responsable del Servicio Psicológico de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología (@fcctp) de la Universidad de San Martín de Porres (@usmp). 

Tales afirmaciones las dijo durante el Webinar “Acoso cibernético: una problemática para reflexionar”  sobre ciberacoso o ciberbullyng que organizó la @fcctp de la @usmp al hacer referencia del incremento de casos reportados a nivel nacional, a causa de una masificación del consumo de plataformas digitales.  

También mostró en qué forma o medios se da el ciberacoso, contextualizando los distintos tipos que existen como el Happy Slapping, este tipo de hostigamiento es la difusión de una agresión a través de las redes sociales, o el Grooming, que es el contacto a niños o adolescentes con fines sexuales y, por último, nombra las más conocidas, las cuales son: la ciberamenaza, la suplantación de identidad, hostigamiento, sextorsión y ciberpercusión. Estas últimas son las que más reportes hay dentro del espectro del acoso cibernético. 

Para evidenciar si una persona es afectada por estos tipos de hostigamientos, los síntomas se manifiestan a nivel físico y mental, como: sensación de ahogo, cefalea, pérdida del apetito, dolor abdominal, insomnio, cambios conductuales, pensamientos o cambios suicidas, introversión, ansiedad y aislamiento social.  

La expositora citó estudios del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), donde las plataformas con más casos de acoso cibernético son Facebook con 75%, Whatsapp con 40% y los mensajes de texto con 27% de un total de 1 388 casos registrados en los años 2017 y 2018.  

Asimismo, las mujeres entre 17 y 30 años tienen un porcentaje muy alto de haber sufrido acoso virtual a comparación de los hombres, según el MIMP; sin embargo, eso no quita el hecho de no prestar atención a ambas situaciones, recalcó Selena Carrillo. 

Por último, la Mg. Selena Carrillo recomienda evitar compartir información personal, bloquear contactos que acosen, no aceptar solicitudes de personas que no conozcas, guardar evidencia de conversaciones y, lo más importante, pedir ayuda a las autoridades pertinentes. Y si es que tienes alguna situación o problemas de ciberacoso llama a la línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. También desde nuestra casa de estudios se cuenta con un servicio psicológico, dispuesto a ayudar a los alumnos y alumnas que se encuentran en esta difícil situación.

0 Comments

Leave a Comment